Este es un edificio modelo CLT (Cross Laminated Timber-Madera Laminada Cruzada) construido junto a la estación en Maniwa. El uso del edificio es un baño público y un espacio de descanso.

© Ken'ichi Suzuki 

La ciudad de Maniwa tiene materiales y tecnología de CLT. Utilizar las características de CLT (madera laminada cruzada), creando un espacio de madera atractivo para mostrar el potencial de CLT; en el que las personas puedan sentir el tamaño, la calidez y el toque de CLT en la vida cotidiana; con un proyecto de construcción, en que predomine planificación urbana.

Con estas características, interviniendo con un edificio de estructura simple, construida sobre tres grandes muros que soportan los tres techos en voladizo, sobre la que destaca una enorme pared con muchos agujeros se hace esta construcción.

Guarda esta imagen en tus favoritos

© Ken'ichi Suzuki 

El espacio es como los muebles de madera. Porque no solo la estructura sino también la división y el revestimiento se hicieron con CLT.

© Ken'ichi Suzuki 

Finalmente cabe destacar la instalación de una terraza relajante frente a los cerezos en flor para que este edificio sea un espacio cómodo, con un lugar para reunirse y con una estación para bicicletas. Como los bancos y los portabicicletas, también fabricados con CLT, se colocaron alrededor del edificio, el frente de la estación se convirtió en una plaza donde la gente puede estar.

© Ken'ichi Suzuki
  • Arquitectos: ofa;  Ubicación: Maniwa, Prefectura de Okayama, Japón; Arquitectos a Cargo: Kenichi Ohara, Ayako Fukagawa; Área: 70.0 m2; Año Proyecto: 2017; Fotografías: Ken’ichi Suzuki; Proveedores: MEIKEN LAMWOOD CORPORATION, NISSHO-GRASYS, Toto; Información recogida en: https://www.plataformaarquitectura.cl/cl/892195/kiterasu-edificio-modelo-en-clt-en-la-estacion-kuse-ofa

El alto precio de la vivienda en Silicon Valley, donde ni los ingenieros de Apple y Google pueden comprar una casa, ha provocado que Google, haya encargado 300 viviendas modulares para sus empleados a la ‘startup’ Factory OS.

Con ello pretende que los empleados, que deberán pagar un alquiler por la vivienda, ahorren hasta 700 dólares (unos 565 euros) al mes debido a los menores costes de la construcción modular (son entre un 20 y un 50% más baratas que las tradicionales).

Fuente: FactoryOS Fuente: Acre

Igualmente la incubadora de empresas Y Combinator, cuna de las exitosas Airbnb, Dropbox o Reddit,…. ha entrado de llenocon la ‘startup’ Acre Designs, que crea viviendas prefabricadas y energéticamente eficientes. Así que en Silicon Valley, la cuna de la innovación, también están naciendo proyectos interesantes relacionados con el sector de la construcción, que también intenta adaptarse a los cambios tecnológicos.

Michael Marks fue uno de los primeros inversores de Tesla y en 2007 pasó a liderar durante unos meses como director general la prestigiosa compañía de automoción. Antes ya había sido CEO de Flextronics, dedicada a la fabricación de componentes electrónicos. También ha invertido y gestionado otras empresas punteras, hasta que en 2015 decidió pasarse al sector de la construcción. Entonces, junto a otros dos conocidos inversores Jim Davidson y Fritz H. Wollf, fundó Katerra, una ‘startup’ dedicada a la fabricación y el montaje de casas modulares. Katerra puede desde fabricar una pared (con ventanas incluidas) para luego instalarla en un edificio hasta llevar a cabo todo el proceso de diseño y construcción de una vivienda completa.

A finales del año pasado, la compañía recibió una inversión de 865 millones de dólares (casi 700 millones de euros) por parte del gigante japonés de las telecomunicaciones Softbank. Una inyección de capital que, según afirman, destinarán a la apertura de nuevas fábricas y a la investigación y desarrollo de nuevos materiales. Lo que demuestra la grandeza del sector.

 

La madera es un material sumamente noble, su gran versatilidad permite su uso para diversos fines. En la historia de la humanidad, ha permitido satisfacer necesidades de vivienda y armamento. Sin duda alguna, durante décadas la madera ha sido nuestra mejor aliada. Como elemento decorativo también sigue ofreciendo mucho a nuestras vidas. Conformando muebles, revestimientos de pisos y elementos decorativos, solo por mencionar algunas aplicaciones modernas. Un producto elaborado con madera que ha cobrado importancia en nuestro hogar son las tarimas de madera. Estas han demostrado gran eficiencia cuando de complementar espacios como jardines, piscinas y terrazas se trata.

Las tarimas de madera para exteriores son sinónimos de elegancia y frescura. Poseen la capacidad de transformar los espacios otorgándoles mayor sofisticación y elegancia. Además, su instalación y mantenimiento es muy sencilla. Así, en poco tiempo se puede incluir una en el jardín o la terraza. Para la instalación de este tipo elementos, se precisa de la intervención de profesionales con experiencia. La empresa escogida debe ofrecer experiencia y buen servicio. Pues, esto incide directamente en la calidad y duración de la tarima. Durante el verano y los meses venideros, es común que las personas se dediquen a realizar este tipo de reformas. Creando espacios destinados al relax y al recreo de la familia.

Consejos para escoger la tarima ideal

Pensar en la colocación de una tarima de madera en cualquier espacio de nuestro hogar, no se debe tomar a la ligera. Se debe pensar todo dos veces para conseguir el material adecuado, los mejores precios y la mejor mano de obra.

En el mercado se pueden encontrar tarimas en distintos materiales. Las más comunes son las elaboradas en madera natural, sin embargo también se puede optar por tarimas fabricadas en madera sintética. Siendo más solicitadas las elaboradas en madera natural. Esto debido a la elegancia ofrecida. Además, las tarimas fabricadas en madera son muy resistentes, de gran durabilidad, y si son tratadas con los selladores y químicos adecuados ofrecen una asombrosa resistencia a la humedad. Debemos tener en cuenta que toda tarima de exterior, requiere de mantenimiento periódico. De lo contrario, podría deteriorarse con el paso del tiempo. En todo caso, para mantener en óptimas condiciones, se deben seguir algunos simples pasos. Lo ideal para los climas cambiantes y cargados de humedad es emplear maderas tropicales como la teca, el ipe o el cumarú. Estas poseen mucha resistencia a los embates del clima, los hongos y los insectos. Además, su belleza combinada con cualquier estilo o decoración siempre resalta. En climas más secos y con cambios climáticos más benevolentes, se puede optar por pino, cedro o abeto. Mientras el eucalipto, fresno, roble, el cedro o el ciprés son buenas opciones para casi cualquier clima.

En cuanto a las maderas sintéticas, estas están compuestas por fibras naturales de madera reciclada, polímeros de alta calidad y estabilizantes. Su apariencia es la de madera natural pero con las propiedades de resistencia y durabilidad de los polímeros. Este innovador material ecológico disminuye la tala de árboles en el mundo. Su apariencia física se asemeja mucho a la madera natural. Además, sus propiedades le otorgan mayor resistencia ante los cambios de tiempo y la humedad. Y como beneficio adicional, la madera sintética no necesita tratamientos adicionales.

Mantén tu tarima de madera como nueva

Las tarimas de madera son uno de los suelos más apreciados en exteriores. Pero la exposición a los diferentes climas y cambios extremos de temperatura pueden afectar su estructura. Por ello, si decides comprar tarimas de exterior debes tener en cuenta que éstas precisan de mantenimiento periódico. Así, si deseas que luzca como el primer día debes atender problemas como la deshidratación. Este es uno de los principales problemas de las tarimas de exterior. Sin embargo, es fácil de corregir. Para ello, es preciso estar atentos ante cualquier cambio de color en la madera. Si se torna quebradiza y con grietas también estamos ante un caso de madera deshidratada. Para poner fin al problema, se debe iniciar su hidratación de inmediato. De lo contrario, la situación podría agravarse, y ya no podremos rehidratar.

Por otra parte, transcurrido un año de su instalación, conviene acudir a la empresa instaladora para una revisión general. Esto con el fin de revisar todas las uniones y corregir a tiempo cualquier desajuste. En cuanto al mantenimiento de la tarima sintética, preferiblemente se deben seguir las recomendaciones del fabricante. Muchos solo sugieren simplemente de limpiar con agua y una solución no jabonosa como si fueran baldosas. En ocasiones se podría usar agua a presión moderada para evitar ocasionar daños. Si  se trata de tarimas de madera real, entonces bastará con aplicar un barniz protector para evitar el deterioro. Esto puede realizarse anualmente. Ante cualquier daño severo se puede llamar a la empresa instaladora para una evaluación profunda.

Noticia publicada en: https://periodicodeibiza.es/pitiusas/local/2018/04/20/994883/tipo-tarima-madera-exterior-mejor-instalar.html

La casa de madera más grande de España, un Madrid inundado de vegetación, residuos que se vuelven materiales de obra son ejemplos de construcciones que cuidan el entorno y a sus habitantes.Estos son los lugares en los que querrás vivir

En un edificio se nace, se vive y, muchas veces, se muere. Son lugares donde pasamos más del 80% de nuestro tiempo, según estiman los expertos. Por ello, dar paso a una arquitectura eficiente que cuide la salud de sus habitantes y del planeta es cada vez más importante. En Europa desde el 1 de nero de 2021 todos los edificios nuevos tendrán que ser de consumo casi nulo. Y el escaso suministro tendrá que ser renovable, generado en el propio edificio o en el entorno cercano. Hoy en España la definición de edificios de consumo casi nulo está en el aire.

Pese a ello, existen edificios que cumplen estos requerimientos. Son aquellos que prácticamente no gastan para su climatización y son cero emisiones. Y esto se puede conseguir según especialistas en la materia sin renunciar al confort en cualquier estación del año e intentando mitigar el efecto de la pobreza energética, una situación en la que viven 4,5 millones de españoles.

La eficiencia de estas construcciones la acreditan varios certificados. El más elevado es el mentado estándar Passivhaus, un logro que solo el 1% de los de los edificios nuevos en España atesoran. El Consejo de Construcción Verde de España concede por su parte el certificado LEED, que también valida la sostenibilidad energética y ambiental de un inmueble. En 2017 se certificaron 63 nuevas edificaciones, según el Consejo, por las 47 del ejercicio anterior. Hoy en total se alzan más de 250 en territorio nacional.

Al aspecto energético de la arquitectura sostenible se suma el ambiental, que trabaja por que las casas nuevas no agredan al entorno y que las ciudades se adapaten al cambio climático; y el social, que pone en el centro al ciudadano y lo implica en la toma de decisiones.

La casa que menos consume la construida en Madera.

Las casas de madera de bosques con certificación de sosteniblidad, papel reciclado, lino, lana de oveja, cáñamo, pinturas minerales son posibles  y existen. Prueba de ello es esta casa situada en Torrelodones (Madrid) que permite constatar que es la casa más grande de España certificada como “Passivhaus”. Tiene 650 m2, es biopasiva, está desionizada (para evitar el estrés), calienta el agua a si misma con aerotermia.

Casa de madera en Torrelodones (Madrid) construida por 100x100 Madera.

¿De dónde sale el ahorro? Son casas que no necesitan calefacción o aire acondicionado. En invierno, el aire nuevo recupera las calorías del aire viciado que extraemos de la vivienda con un intercambiador térmico, ayudando a mantener la temperatura interior. Y en verano el aire nuevo que entra ese enfría gracias al aire viciado que extraemos, mezclándose en ese mismo dispositivo.

La gente está harta de pagar dinerales en calefacción y aire, de ver casos de pobreza energética. Y todo esto es posible gracias al buen uso de la madera.

La madera es vida y con Maderas Menur se vive mejor.

https://elpais.com/economia/2018/04/11/actualidad/1523457888_401166.html