La madera, como ya sabemos, es un material muy resistente. Esto se debe gracias a su función estructural, donde los troncos de los árboles están compuestos por fibras de celulosa unidas con lignina.

La resistencia y durabilidad son sus principales características y han hecho de la madera uno de los primeros materiales utilizados por el hombre tanto en la fabricación de utensilios como en la construcción, donde actualmente se presenta como un material en auge de nuevo.

tipos-de-madera

tipos-de-madera

Según su uso y origen podemos encontrar diferentes tipos de madera.

Según su uso encontramos:

  • Maderas blandas: son las más usadas, y destacan por su liviandad y por su coste más barato. Se obtienen de los árboles de crecimiento rápido, perennes y coníferas. Pero no por estas características son siempre maderas menos resistentes. Se trata de maderas dúctiles sobre las que mejor se suele trabajar. Entre las maderas blandas más usadas tenemos:
–      Pino

Tipos de maderas Pino

El pino es considerado una madera blanda y posee una textura uniforme, es menos costoso que las maderas duras y es fácil de trabajar.  Es una de las maderas más utilizadas por los profesionales y aconsejable en cuanto a calidad/precio se refiere.  El pino es ampliamente utilizado en la carpintería, paneles, muebles y molduras.

–      Cedro
madera de cedro

El cedro es una madera blanda de color rojizo,  muy conocida por su olor dulce.  El cedro es frecuentemente utilizado en cajoneras, cubiertas y tejas. Se usa mucho en la construcción, para forrar muebles, etc.

–      Abeto
madera abeto

Madera ligera y blanda, comparable con el pino. Peso relativamente bajo con buena resistencia y elasticidad.  Fácil de trabajar en todos los aspectos. Relativamente a los químicos es mucho más resistente de que la mayoría de las maderas. Libre de resinas.  Se utiliza mucho en la construcción de revestimientos de  pared y techo para el interior

  • Maderas duras: suelen ser maderas más resistentes y duraderas. Las maderas duras provienen de árboles de crecimiento prolongado. Esto hace que para alcanzar el punto necesario para ser talados haya que esperar más tiempo, traduciéndose esto en un encarecimiento considerablemente. Suelen emplearse para la fabricación de suelos gracias a su dureza, para construcciones y para muebles de gran calidad. Trabajar con este tipo de madera es más complicado porque son menos lisas y tienen más irregularidades, sin embargo, darles forma con máquina suele ser más sencillo. Entre las mas utilizadas están:
–      Caoba

tipo de madera caoba

Esta madera de grano fino muy resistente  tiene un bonito color marrón rojizo.  Es una de las preferidas en ebanistería ya que en gran parte se emplean para muebles de calidad, como armarios, revestimientos de madera y chapas.  Debido a su propiedad del alta densidad y durabilidad es muy empleado en zonas tropicales que tienden a alta humedad.

–      Roble

madera roble

El Roble esta dentro de las maderas duras, pero no posee grano fino como la caoba o cerezo. Posee excelentes cualidades de flexión, por lo que es popular para parqués, pisos de madera, junto con algunos muebles y gabinetes.

–      Nogal

madera nogal

Es una de las maderas más duras que existen.  Ofrecen un bonito color marrón chocolate. Esta madera no es tan densa como el cerezo o caoba, pero sigue siendo muy buscada para panelados de lujo, muebles, gabinetes, puertas, adornos y elementos torneados.

–      Teca

madera teca

La teca es una madera dura y resistente a la humedad. La teca es resiste a deformaciones, fisuras y deterioro y que se utiliza mejor en muebles finos, puertas, marcos de ventanas, pisos y construcción en general. La teca es especialmente utilizada en muebles de exterior y zonas más húmedas.

–     Olivo

Tipos de maderas - Olivo

Las vetas de la madera de este árbol son muy atractivas y decorativas, sobre todo las cercanas a la raíz. Se emplea mucho para trabajos artísticos y decorativos entre otros. Su madera suele ser gruesa y resistente, de tonos amarillos, claros u rojizos dependiendo de su origen.

–     Cerezo

Tipos de maderas Cerezo

En su origen es de color marrón rosado, aunque se va oscureciendo con el tiempo, tomando un color rojo caoba. Es una madera delicada que debe ser bien secada ya que tiende a torcerse.  Se utiliza mucho en la fabricación de muebles, sillas, revestimientos, dado su gran aporte decorativo.

–     Olmo

Tipos de maderas Olmo

Es de color marrón claro, algunas veces con un tinte rojizo o, como en el olmo montano, con un matiz grisáceo.  Resistente a la putrefacción, la madera del Olmo es muy apreciada en trabajos de marquetería y ebanistería, así como en la fabricación de barcos, grabados y esculturas.

–     Fresno

madera fresno

Se emplea en ebanistería y carpintería: con frecuencia en la fabricación de esquís, muebles y artículos curvos, ya que se trata de una madera muy elástica y nerviosa. Es de color blanco crema ligeramente rosado o agrisado.

Según su origen podemos encontrar maderas de distintas características:

  • Maderas Europeas: son aquellas maderas que provienen del hemisferio norte o de las zonas templadas del continente. Se dividen en maderas frondosas, como el roble, el haya, el fresno, la encina, el nogal o el cerezo y son muy empleadas en la fabricación de muebles y revestimientos. Y en maderas resinosas, que son las más usadas principalmente en la construcción y carpintería, como el cedro, el abeto y el pino.
  • Maderas tropicales: se trata de maderas exóticas originarias de las zonas tropicales de América, Asia y África. Actualmente gozan de un gran auge y entre ellas encontramos la teca, el iroko, el wengué, el ébano y la caoba.

La madera es un material noble, que puede sernos útil durante muchísimos años con los cuidados necesarios. Los daños más comunes en la madera son los arañazos, quemaduras, golpes, carcoma, desencolado, desgaste, etc., que pueden repararse y evitarse con un mantenimiento adecuado.

Aquí os dejamos varios trucos caseros para mantener nuestras maderas de una forma óptima.

Trucos caseros para limpiar la madera

Los muebles de madera tienen la ventaja de ser muy duraderos frente a otros materiales, pero eso sí, tenemos que aplicar ciertos cuidados sobre ellos si queremos que luzcan como el primer día. Así, lejos de tener que emplear exclusivamente productos químicos de limpieza que adquirimos en los establecimientos, existen muchos trucos caseros, los de ‘toda la vida’, que pueden ayudarnos a mantener la madera nutrida, con brillo e, incluso, eliminar ciertos golpes.

  • El primer truco sirve para limpiar y dar brillo a la madera. Se trata de emplear nueces, pues desprenden un líquido acuoso, similar al aceite, que consigue dar un aspecto nuevo a muebles y demás objetos. Para ello, sólo tendremos que pelar las nueces y restregarlas por la base. Además, podemos estar tranquilos, pues no mancha ni araña.
  • Otro truco es preparar una mezcla a base de vinagre de vino y aceite de oliva a partes iguales. Con un trapo de algodón extendemos la mezcla por todo el mueble y dejamos secar una hora aproximadamente. A continuación, podemos rematar el trabajo con cera, para sacarle brillo.
  • La tercera opción para sacar brillo a nuestros muebles y que queden relucientes es mezclar un poco de aceite de limón con medio litro de aceite vegetal y extender con un paño.

Trucos para reparar los desperfectos más comunes en las maderas

  • Para retirar manchas surgidas del derrame de algún líquido, podéis extender un poco de mayonesa por la mancha (cuando esta esté seca) y frotar con un trapo hasta que desaparezca la mancha.
  • Si lo que queréis es eliminar marcas de vasos, tazas, jarrones… lo mejor es que frotéis la mancha con corcho y después limpiéis bien. Pero, si la mancha es antigua, podéis emplear una mezcla de ceniza y gasolina y, con un trapo, extender por la mancha con movimientos circulares.
  • Si lo que nos preocupa son las pequeñas rayas o grietas que tiene la madera, te aconsejamos aplicar una buena capa de vaselina sobre ellas y dejar actuar cuanto más tiempo mejor. Después solo tendréis que limpiar el mueble para retirar los restos de vaselina y listo. Si en vez de rayas se trata de golpes y pequeñas abolladuras, podemos poner un trapo húmedo sobre el golpe y aplicar calor con la plancha.

Cuando queremos limpiar un mueble de madera sobre el que se ha aplicado una pintura, podemos mezclar nuestro producto de limpieza habitual con agua tibia y extenderlo con una toalla. Después, aclaramos con agua tibia solamente y limpiamos con un trapo seco.