Cuando se habla de arquitectura de madera, la mayoría imagina cabañas en medio de un lago, o un refugio en medio de la nieve con una gran chimenea, o casas antiguas en multitud de pueblos con vigas de madera. Sin embargo encontramos en estos útltimos años, edificios de más de diez plantas construidos enteramente con estructura de madera que muestra que la arquitectura contemporánea se ha fijado en la madera para quedarse.

Es verdad que el acero y el hormigónhan sido materiales que en los siglos XIX y XX han sido los elementos esenciales en cualquier contrucción, sus ventajas económicas en fabricación y puesta en obra relegaron a un segundo plano a la piedra, dominador absoluto de la arquitectura europea durante quince siglos. Y con ella se sustituyó también la madera, cuando siempre ha sido el primer material de la civilización.

La madera aparece en la “cabaña primitiva” que Vitruvio (siglo I a.C) sirviendo de referencia a los primeros templos griegos: al imitar la piedra las formas y la colocación de los troncos y ramas que se empleaban en chozas y cobertizos.

Con el tiempo, el uso de la madera como sistema estructural, ha permanecidoúnicamente para viviendas unifamiliares norteamericanas construidas mediante balloon-frame y, sobre todo, como acabado estético en fachadas e interiores.

Sin embargo, a finales del siglo XX, la madera volvió a emplearse como elemento estructural, sobre todo en grandes vigas curvadas para pabellones deportivos o piscinas. ¿Por qué? Pues porque la madera es extraordinariamente eficaz para soportar cargas. No se trata de troncos cortados puestos de mala manera, hablamos de madera laminada y encolada siguiendo la fibra del material de tal manera que resista la flexión del peso.

Aunque el hormigón y el acero también necesitan mantenimiento, el de la madera laminada es más frecuente y, por tanto, más costoso. Pero tienen dos ventajas significativas: 1. Que es el material más responsable con el medio ambiente, al no extraerse de bosques consolidados, sino de variedades de crecimiento rápido plantadas exclusivamente para este fin. 2. Al ser todo ensamblado, las obras son mucho más rápidas y eficaces, que reducen significativamente las emisiones de gases en el proceso edificatorio.

La madera es vida, y la vida es tocar madera.

Una gran estructura serpenteante de madera se proyecta para las oficinas centrales de Swatch en Berna, Suiza. Esta ciudad al norte de Berna tiene una fuerte tradición en la construcción maderera. El proyecto incluye las oficinas centrales del grupo Swatch y un edificio de producción de la marca Omega, integrando las antiguas instalaciones de la compañía.

El edificio central combinará las áreas funcionales de las dos marcas hermanas bajo un mismo techo; ligeramente elevado sobre pilares, también servirá como zona de encuentro para visitantes y peatones. La estructura de madera serpenteante se extiende sobre una gran plaza central para albergar oficinas, un museo y un auditorio.

Inspirada en las primeras custom y café-racer, la Essence E-Raw es una motocicleta 100% eléctrica con un rango de autonomía de 185 kilómetros que se basa en la simplicidad y en la vuelta a los orígenes. Sus bazas son un diseño puntero y unas soluciones mecánicas artesanales que configuran el primer prototipo de unas motos únicas.

El nuevo paradigma de la propulsión eléctrica está generando nuevas propuestas no sólo en el mundo de la automoción, sino también y de manera abundante, original y diferenciada, en el mundo de las motocicletas.

El asiento de la Essence E-Raw está fabricado en capas de madera laminada.

El menor peso alarga el número de kilómetros a conducir, por ello, las propuestas de motocicletas básicas aumentan. Lo que ya no es tan sencillo es encontrar lo que propone la Essence E-Raw, una mezcla de sencillez, robustez y fiabilidad que hacen de ella una moto no sólo ecológica, sino además, con una durabilidad que también prolongará su vida útil, algo muy necesario en este mundo en el que el consumo rápido de objetos se está convirtiendo en el peor enemigo de la salud medioambiental.

En la E-Raw confluyen la simplificación del tren motor debido gracias a la propulsión eléctrica y la simplificación de la parte ciclo, debida a la vuelta a lo fundamental en esta parte mecánica, lo que limita su peso en la báscula a tan sólo 167 kilogramos. Además, y por otro lado, sus diseñadores han aprovechado estas dos tendencias para volver a realizar una moto que vuelve a los materiales en bruto, el metal y la madera, que sus operarios modelan bajo técnicas artesanales más del pasado que del futuro. Estos materiales quedan expuestos a la vista, obviando recubrimientos innecesarios que aporten peso y cubran su belleza intrínseca y su alta tecnología. No obstante, se ha recubierto el pack de baterías de una manera discreta para ganar en elegancia, mientras que su asiento, fabricado en capas de madera laminada, le proporciona un sello propio e innovador. También queda la vista su estructura tubular en acero fijada sobre unas suspensiones Ohlins.

La Essence E-Raw emplea materiales en bruto como metal y madera, que se modelan artesanalmente.

En cuanto a la capacidad de las baterías se eleva a 10,1 kWh, dotándole de una autonomía de 185 kilómetros, una distancia aceptable, que se puede duplicar con tan sólo esperar los 30 minutos que dura una recarga completa de sus baterías (efectuada con el sistema de recarga europeo CCS o Combined Charge System también denominado Combo). Gracias a ellas, entrega una potencia máxima de 109 caballos y un par motor de 180 Nm, alcanzando su máxima velocidad a los 155 km/h y, lo que es mejor, una aceleración de 0 a 100 km/h en tan sólo 3,5 segundos.

Su llamativo diseño, que reúne minimalismo y autenticidad, han hecho que la E-Raw haya sido elegida como una de las motocicletas más promocionadas del año entre las principales páginas web del mundo de las dos ruedas.

La madera está de moda.

Maderas Menur.

Michael Ramage, Director del Centro de Innovación con Materiales Naturales de la Universidad de Cambridge, pretende divulgar las ventajas de la madera con el construyendo un rascacielos de 300 metros.

Y es que el simbolo de la construcción durante el siglo XX ha sido el de la era del  hormigón y el cristal. Sin embargo en este nuevo siglo XXI el reinado de este material está a punto de llegar a su fin, al comproarse que el control de las estructuras  viene cada día con mayo proyección de la mano de la madera.

Y así así lo demuestra Michael Ramage, con el prototipo de la torre Oakwood, una propuesta de rascacielos de 300 metros de altura que estaría construido principalmente con 65.000 metros cúbicos de madera. Con un edificio de 80 plantas, que han diseñado y conceptualizado las ventajas en la construcción de grandes edificios realizados con madera, demostrando el potencial que tiene la maderaen la construcción contemporánea, reseñando que “es más fácil pasar de un edificio de 80 plantas a uno de 30, que de uno de 10 a uno de 30”.

La torre Oakwood, a partir de la simulación y la construcción a escala de algunas piezas como las conexiones entre elementos, pretende recopilar datos y mediciones para acelerar las investigaciones sobre grandes estructuras de madera.

Hasta la fecha no se ha construido ningún edificio de madera tan alto como el que se propone.

¿Cuáles son sus principales desafíos? Son varios:

  1. Lidiar con el viento en las partes más altas, asegurándose que el edificio no se balancee demasiado. A partir del análisis de las conexiones, seremos capaces de tener más perspectivas.
  2. Se está colaborando con expertos en ingeniería de protección contra incendios, de todo el mundo para minimizar el riesgo de incendios de madera notable.

¿Cuales son las ventajas?. Son muchas:

  1. La madera la mesar mucho menos, necesita menos tráfico pesado para transportar el material. Si construir una planta necesita cinco camiones de hormigón, para lo mismo solo se necesita uno de madera.
  2. La construcción con madera es mucho más silenciosa, rápida y limpia. Las piezas se prefabrican en fábricas externas y únicamente hay que montarlas.
  3. Diseñar las piezas en entornos controlados también permite que el edificio quede bastante sellado, una ventaja importante para la calefacción y la refrigeración.
  4. Si comparas un m3 de hormigón con uno de madera, el hormigón es más barato. Sin embargo, hay que tener en cuenta que con la madera al tener un menor tiempo de construcción, menos vehículos, menos grúas,….  terminan sieno más baratos que todo lo que conlleva la construcción con hormigón.
  5. Una rquitectura más creativa con la madera cpn el uso de tableros contralaminados multicapa como losas de hormigón, y la madera laminada encolada como vigas de acero.
  6. La madera es el único material que crece y que se puede cultivar, por lo tanto técnicamente es renovable. El tipo de madera que usamos se obtiene en bosques cultivados que crecen más rápido que se talan. Por tanto es un suministro renovable, previsto para la construcción de edificios porque crece con rapidez.
  7. Mejora energética: La mayor parte de la energía que consume la madera es durante su secado. Podemos reducir esa energía, logrando que el proceso sea más eficientes.

En esta Semana Santa si te levantas con ganas de sol y de playa, con un sin fin de entusiasmo por descubrir nuevas experiencias, también en familia, queremos asomaros a la playa de la Barrosa, en  Sancti Petri. Allí encontrarás el nuevo Beach Club Vavá, un nuevo equipamiento “multiexperience” que la familia Menur y sus propietarios han diseñado cuidando hasta el más mínimo detalle para que todos sus clientes disfruten viviendo a tope los cinco sentidos de su ser.

CON LA VISTA que nos regala el emplazamiento, se conjuga naturaleza costera, con su arena dorada y el mar azul en un enclave único para este maravilloso entorno natural.

CON EL OIDO  además de vivir el regalo del oleaje, destaca el buen gusto musical del Vavá Beach Club, en la que cada nota son la expresión del ritmo musical que favorece y recrea el impulso hacia las emociones que en cada momento sus clientes estén viviendo.

CON EL TACTO: la naturaleza, el mar, la arena, el sol, el Club Beach Vavá va  cargándote buenas energías ofreciendo un espacio único, sencillo, cargado de sinergias positivas, para influir en el descanso, en el disfrute de cada poro de tu piel y de las de los tuyos.

CON EL OLFATO olemos a mar, a naturaleza, pero también y sobretodo a la diversidad de la gastronomía que oferta cada día el Restaurante Vavá con platos que huelen a Mediterráneo y también a otras culturas gastronómicas.

Y con ello, llegamos al GUSTO, la principal atracción para disfrutar de los mil sabores, desde el tentempié con sus copas, cocteles y aperitivos, hasta un majestuoso almuerzo para compartir además de todo lo que propone su carta o de las sugerencias del chef; pasando por una merienda-beach; o una cena con velas, a la luz de la luna compartiendo música, buena comida, buena compañía y el brindis de sus cocteles y copas.

Hablamos en definitiva de vivir “Experiencias VAVÁS” con los cinco sentidos. Y todo haciendo una sola llamada en su teléfono de reservas 673 73 73 23.

Bienvenidos al Beach Club Vavá.

Soluciones Green Maderas Menur.