¿Te imaginas vivir en una casa que consuma la misma energía que una bombilla? Pues si existe. Se trata de una casa que gasta 65 vatios anuales de electricidad, el equivalente a pagar 1,66€ de electricidad al mes. Es decir, 20 euros al año.

Está situada en la sierra de Madrid, se trata de esta casa de madera, la cual tiene un consumo energético casi nulo. Mide 650 m2, convirtiéndose en la casa pasiva más grande de España. Para su construcción se han utilizado materiales naturales y reciclados siendo una obra 100% respetuosa con el medio ambiente.
 No necesita calefacción, ni aire acondicionado, lo que permite ahorrar cerca del 90% en combustible con respecto a las viviendas comunes. Cuenta con muros de aislamiento de celulosa natural, ventanas de madera laminada con triple cristal y un sistema de ventilación con recuperador de calor y aerotermia para agua caliente. Sin olvidar la gran chimenea situada en el salón que caldera toda la casa.

 En la planta interior se ubican la cocina,2 salones,2 cuartos de baño, una biblioteca y 2 estudios. Y en la planta superior un dormitorio con vestidor y una habitación con baño propio. El coste de construcción de esta casa ronda los 1.000 euros por metro cuadrado.

Se construyó con pino radiata modificado, a través de un proceso químico llamado acetilación y que mejora un 70% la estabilidad dimensional del material. Con él la madera se vuelve, además, resistente a hongos, a cambios de temperatura , a humedad y a los rayos ultravioleta, y le permite mayor durabilidad, hasta más de un siglo, soportando vehículos de hasta  65 toneladas de peso. El puente mide 32 metros de largo, con un ancho de 12 metros y elevado 16 metros por encima de su rasante son las medidas de este proyecto realizado en Holanda.

El procedimiento llamado “modificación molecular”, hace que la acetilación transforme los grupos hidróxilos de la madera (que absorben y liberan agua) en acetiles, con lo cual las propiedades dinámicas de este soporte dejan de manifestarse. Los acetiles están presentes naturalmente en maderas nativas de alta calidad, como el cedro y el alerce.

La decisión de construir en madera -en lugar de materiales tradicionales como el hormigón o el acero- fue del gobierno holandés, que quería explorar esta tecnología que utiliza menos energía, captura carbono y es una solución más rápida de instalación, además de por su atractivo estético.

Esta tecnología, permite que la madera pueda competir con materiales como el plástico, el metal y otros, aportando un beneficio enorme en el consumo de energía y el medio ambiente en general.

Las torres son parte de un plan maestro de densificación para un pueblo de estudiantes en Noruega. El proyecto utiliza el sitio de un antiguo estacionamiento para crear el nuevo corazón de la comunidad estudiantil, con unidades de vivienda, guardería, mercado y actividades deportivas. Todos los edificios están previstos en madera laminada cruz (CLT).

Las cinco torres son edificios de 9 plantas con una altura de 28 metros. El sótano y la planta baja se hacen en molde de hormigón armado in situ. Desde el primer al noveno piso toda la estructura se compone de elementos prefabricados de madera laminada. Los espacios para los ascensores y las escaleras también se construyen de esta madera, tanto para el interior como para el  exterior.El enfoque de la construcción con CLT es tomar ventaja de la superficie acabada de los elementos CLT y exponer la gran posibilidad de construcción con este elemento y su sistema, desarrollando un concepto que detalla honestidad y y firmeza.La prueba de fuego se llevó a cabo a gran escala para establecer una mejor información para el dimensionamiento de fuego, la velocidad de combustión y capacidad de rociadores. Se utilizan placas de yeso y mortero en un cierto aislamiento de las paredes y techos para obtener estructuras de acuerdo con el fuego y las regulaciones sólidas. Algunas de las paredes estructurales, por ejemplo el interior de las escaleras, están pintadas con un material anti fuego transparente que protege la madera y habilita la exposición de su superficie.


El sistema de revestimiento de fachadas de las torres está diseñado para darle una característica telescópica, que puede absorber la contracción de los elementos de suelo sin crear tensiones en el revestimiento. Las fachadas están revestidas con paneles tratados de madera de pino Kebony, un producto de madera blanda agudo, procesados con líquido a base bio medio ambiental. El revestimiento Kebony en la planta baja se trata con una protección anti fuego mientras que el resto de la fachada Kebony se deja sin tratar y se desgastará de forma natural.

El proyecto se construye con las normas de la casa de energía pasiva. El uso de la CLT ha reducido los materiales de construcción en la producción de CO2 en un 57% en comparación con métodos de construcción tradicionales. Las estructuras se calientan y se enfrían con la energía geotérmica.

El proyecto está nominado para el Premio Rohe 2017 Mies van der.

Información recogida de http://www.plataformaarquitectura.cl/cl/870307/torres-de-madera-moholt-mdh-arkitekter

Coín | Málaga | España
Polígono Industrial
La Inmaculada Nave 11
Código Postal 29100

952 45 59 20

HORARIO

L – V de 9:00 a 14:00

L – J de 16:00 a 19:30

¿QUIERES RECIBIR LAS ÚLTIMAS PROMOCIONES?

Suscríbete a nuestro boletín y no te pierdas ¡nada!