Las Setas de la Encarnación en Sevilla con madera laminada como protagonista

Las Setas de la Encarnación son ya parte de los atractivos y símbolos con los que cuenta Sevilla.

Este espacio ocupado ahora por los icónicos parasoles en madera laminada eran desde 1842 el espaciodedicado al mercado y ese fue su uso hasta 1973 que los problemas estructurales llevaron a su derribo. Ello ocasionó un tremendo abandono de la zona.

En 2004, el Ayuntamiento abrió un concurso internacional de ideas para reorganizar el espacio e incluir un mercado de abastos, una plaza pública multifuncional y un espacio museistico para conservar los hallazgos arqueológicos.Y se eligió el proyecto «Metropol Parasol» del arquitecto berlinés Jürgen Mayer.

 

La construcción de las Setas se recubrieron de  con madera laminada de abedul. En 2011 se inauguraron las Setas, convirtiendose el lugar como uno de los puntos de parada obligada para los turistas.