Vortice el edificio que transmite calidez, bienestar y espectacularidad por el uso del roble rojo.

En Estados Unidos el roble rojo se utiliza en una gran variedad de aplicaciones de construcción, interiores y fabricación, así como en mercados como China y Japón. En Europa la popularidad del roble rojo ha estado siempre por detrás. El atractivo estético del roble rojo necesitaba un proyecto estrella que lo pusiera de manifiesto y ha sido el edificio denominado “Vortice” ubicado en Londre, s diseñado por el equipo Foster + Partners, y bajo la dirección de Norman Foster.
foto

La relevancia del edificio con roble rojo ha sido el uso de la madera como elemento fundamental para la estética  interio, así como el exterior del edificio. El desafío era tomar estos materiales y utilizarlos de una manera fresca e innovadora.

foto

La sostenibilidad ha sido otra de las razones para escoger la madera como material esencial en el proyecto, no solo porque es un material renovable y energéticamente eficiente, con gran capacidad de almacenamiento de carbono, sino también porque contribuye a la sostenibilidad en un sentido más amplio relacionada con el bienestar de las personas que lo ocupan. La gente se siente mejor en un lugar en el que haya materiales naturales. El porque del roble rojo y con ello su elecciión al tono rosado, aportan calidez y que la madera madurara con el paso del tiempo adquiriendo un sereno aspecto añejo.

La relevancia del roble rojo para la estética del interior del edificio resulta evidente en cuanto se accede al vestíbulo, que constituye de hecho una primera impactante declaración de principios del edificio. Este espectacular espacio arremolinado, denominado el Vórtice, incluye 1.858 m2 de roble rojo utilizado para recubrir las paredes arqueadas entrecruzadas.

“El Vórtice es una reinterpretación moderna, literal y metafórica, de los vestíbulos de entrada revestidos con madera que pueden encontrarse en un gran número de edificios clásicos ingleses, especialmente en Londres”, señaló Jones.

Según Jones, esta aplicación de la madera también es uno de los ejemplos en el edificio en el que la innovación ha superado los desafíos potenciales del uso de la madera. “Puesto que el hecho de tener tal cantidad de revestimiento vertical conllevaba el riesgo de reverberación, se efectuaron microperforaciones con láser en la madera, que consiguen que ésta absorba el sonido sin que su estética se resienta. De hecho, los orificios son tan pequeños que solo pueden verse cuando uno de acerca a menos de 20 mm de la superficie del revestimiento”, comentó.

El roble rojo también tiene una presencia preponderante en la sala multiusos, un espacio flexible concebido para la celebración de reuniones y presentaciones situado junto al auditorio del edificio. En este caso se ha utilizado en forma de madera laminada encolada, concretamente un total de 1.350 m3, que forman las paredes en forma de ‘aletas’ que definen el espacio.

foto

La obtención de la madera, toda ella con la certificación de sostenibilidad FSC o equivalente,  los paneles del Vórtice se perforaron con láser en Suiza, las paredes de madera laminada encolada de la sala multiusos se fabricaron en Alemania y los suelos se mecanizaron en Italia.